Más del 50% de las ideas mueren por monotonía

mas-del-50%
Conversando con Paula

Más del 50% de las ideas mueren por monotonía

Nietzche dijo que “sin la música, la vida sería un error”. En Think & Talk sabemos que sin la comunicación, también lo sería.

Imagina por un momento lo que podría pasar si cambiaramos horas de reuniones aburridas por la pasión de un concierto o que consiguieras, en cada espacio de comunicación, despertar con tus palabras lo que se detona con la música

¿Has llegado a pensar el efecto que tendrías si lograras sincronizarlas lo que comunicas con los latidos del corazón de quienes te escuchan o leen? Yo alcanzo a imaginar varias consecuencias: 

… y sin duda el fin de esos discursos eternos que sólo generan bostezos en quienes los escuchan.

Y como la curiosidad es una característica que nos conduce a mirar en donde otros no lo hacen, en un fin de semana de buena música surgieron las siguientes inquietudes: 

¿Qué deberíamos hacer o entender para dar a las palabras el mismo poder que tiene una buena melodía? 

¿En qué deberíamos trabajar para que la entrega de nuestras ideas afecte a quien las escucha de la misma forma que la música?

Las respuestas a estos interrogantes las compartiré a lo largo de este artículo y vendrán acompañadas de una sorpresa. Empecemos.

¿Cómo se conecta la música?

Es altamente probable que no seamos conscientes de la razón por la cual la música nos gusta o conecta en diferentes niveles dependiendo de su velocidad. Esto ocurre debido a la sincronía que consigue con los latidos de nuestro corazón,   su poder está en el BPM, Beats per minute, según sus siglas en inglés, o tempo, como lo conocemos en español: aquella medida que se encarga de llevar la velocidad de una pieza musical.  

Mira de lo que te hablo:

Es más esta característica que genera emociones y conexión varía de acuerdo con el género. Te comparto algunas mediciones de tempos tomadas del artículo de fast company "la sorprendente ciencia detrás de lo que la música hace en nuestros cerebros" para que las puedas desafiar:  

¿Qué podemos hacer si sólo tenemos palabras?

Vamos a imaginarlo juntos que vas a hablar frente a un grupo de personas, para compartir una idea poderosa y de corazón buscas que se conecten con lo que tienes para decir, con tus palabras.  

Después de trabajar varios días en tu presentación sería frustrante que este esfuerzo se quedara en un ejercicio informativo, o que no saliera como sueñas ¿no es así?. 

Te propongo que lo veas como la construcción de una obra musical maestra en donde el compositor eres tú. Te invito a seguir los pasos que describo a continuación para que dejes de hacer lo mismo de siempre:

1.  Busca la conexión de la idea con tu pasión: no esperes la inspiración divina, mejor concéntrate en atender lo que ocurre con tu cuerpo cuando piensas en esa idea que vas a compartir, cuáles son las emociones que aparecen. Permítete sentir y conectar de manera genuina con tu idea, nadie quiere encontrarse en una conversación con una gran obra de teatro.

2.  Reúne todo lo que se requiere: imagina lo que se necesita para que tu obra maestra suene bien, en este caso tus instrumentos son tus datos, la información , los hechos que componen tu idea y que permitirán a otros entender eso que tienes para decir.

3.  Es el momento de escribir tu partitura: así es con todas las piezas a la mano vas a empezar a construir un  guión. 

Quiero que seas consciente de algo y a la vez quitarte un mito de la cabeza, el llamado a la consciencia es a que veas la importancia de poner con rigor toda la información en orden, conectada, para poder analizar qué desarrollo das a cada parte, cómo se articula , qué falta y qué sobra. 

Así evitas entregar una colcha de retazo, como ocurre en un buen porcentaje de ejercicio de comunicación que sólo dejan la sensación de incompletos.

4. Ensaya, ajusta y perfecciona: para llegar a una gran pieza maestra un compositor hace mil y un ajustes, quita, pone, unifica, altera, es una ardua tarea en búsqueda del resultado perfecto. Si lo que quieres es ese resultado sorprendente, evitar las fallas habituales y ser una presentación más , este es el camino correcto. 

Ya tienes en tus manos lo que se requiere para pasar a la acción, construye tu guión y cuida que desde ese primer momento tenga ritmos , velocidades y magia y vas a ver como estos XXX de lectura valdrán la pena. 

Para que sientas lo que puede ocurrir te comparto una obra de arte en la comunicación que integra todo esto que te estoy contando:

Seguro te habrás dado cuenta de que esta es apenas la punta del iceberg, pero por algún lado debes empezar, te aseguro que lo estás haciendo con pié derecho y yo estoy acá para ayudarte a que construyas ese ejercicio de comunicación magistral, para que hagas bailar a las personas con tus ideas al ritmo que quieras. 

Te invito a aprender todo lo que se necesita para dejar de hacer lo mismo y sonar igual a los demás o peor, no sonar y perder oportunidades. 

Y como es posible que te estés preguntando si podrías llegar a hacer algo así, o si esto es sólo para grandes conferencistas, te cuento que leer este artículo es un muy buen inicio para transformar una comunicación habitual en una habilidad sorprendente que seguro tienes pero debes trabajar.

Como sé que eso es lo que buscas y que seguro ya sabes cuantas oportunidades pierdes por no desarrollar tu comunicación, hoy es tu día de suerte , te invito a descargar sin costo el ebook ConCiencia para desafiar tus ideas, lo he diseñado para  llevarte al siguiente nivel.

¡No te pierdas la oportunidad única de dar voz a tus ideas!  

Cuando lo descargues vas a ver los detalles de este recorrido que has iniciado hoy y todas los recursos que hemos diseñado para ti.

¿Te gusta lo que hacemos?

Categorías